Toque de queda y Ley Seca en San Marcos

toque-de-queda-en-san-marcos.jpg

Hojas sueltas, cenizas, restos de computadores, muebles y aires acondicionados tirados frente a la sede de la Alcaldía fue el deprimente panorama que se observó ayer en San Marcos, tras la asonada protagonizada por vándalos.

 Tras los infernales momentos que vivieron el martes los habitantes de San Marcos por cuenta de una turba enfurecida que la emprendió contra la Alcaldía y la casa del mandatario local, Arnulfo Ortega, las autoridades locales decretaron el toque de queda y la Ley Seca hasta el próximo martes 20 de agosto, entre  las 6:00 de la tarde y las 6:00 de la mañana.

El anuncio lo hizo ayer  el comandante de la Policía de Sucre, coronel Julián González, tras un consejo extraordinario de seguridad que tuvo lugar en la Gobernación. En este se ratificaron cada una de las medidas tomadas en otro consejo de seguridad efectuado anteanoche en San Marcos para efectos de controlar el orden público.

Entre ellas, por ejemplo,  se prohibió el transporte de parrilleros en motocicletas, así como el de escombros, acarreos y cilindros de gas, en el mismo horario del toque de queda y la Ley Seca.

Sostuvo que hay unas excepciones como el transporte de cilindros de oxígeno para fines médicos y misiones médicas en la medida que utilicen motocicletas, como también los organismos de seguridad.

Respaldo

El oficial resaltó el respaldo de la Fiscalía como autoridad receptora de los elementos materiales probatorios recaudados por la policía judicial.

Aseguró que la asonada dejó 9 personas capturadas, entre ellas, dos menores. “Hay pruebas que pesan seriamente contra estos presuntos delincuentes que están privados de la libertad. De otra parte, se presentaron 3 heridos: el comandante de la Estación de Policía de San Marcos, un patrullero y una patrullera. El más afectado fue el comandante, al que le tomaron 5 puntos de sutura en la cabeza, mientras que los patrulleros revisten lesiones menores”, dijo.

Aseveró que el pueblo sanmarquero está resguardado por la Policía y el Ejército Nacional, que con su trabajo mancomunado lograron controlar los desmanes que  protagonizaron, según el oficial, aproximadamente 300 vándalos que querían acabar con la Alcaldía.

Por su parte, el alcalde Arnulfo Ortega indicó que tras la asonada que duró cerca de seis horas, el municipio se despertó ayer con un ambiente de relativa calma.

‘El daño no se lo hicieron a la Alcaldía, sino al pueblo, pues al quemar archivos físicos y digitales de la Administración acabaron con más de 100 años de historia laboral’: funcionarios de la Alcaldía.

“Gracias a Dios que la fuerza pública logró controlar las alteraciones del orden público provocadas por algunos vándalos, al parecer damnificados por la ola invernal de 2010-2011, que acabaron con la planta física de la Alcaldía y quemaron un vehículo. Pero da tristeza que hay daños que no se pueden reparar, como la pérdida de la memoria interinstitucional del Municipio. En ella reposan los archivos de cada una de las dependencias de la Alcaldía.

Agregó que hay acciones judiciales contra las personas aprehendidas durante la asonada. Al igual que el martes, ratificó que los desmanes fueron promovidos por Camilo Uribe Carriazo y Ángel Ricardo Núñez, que son los promotores de la revocatoria de su mandato.

Hay pruebas

 “Como la gente no les ha seguido en esta iniciativa lo que hicieron fue convocar  al pueblo al pago de los subsidio que supuestamente había ordenado el alcalde, lo cual es mentira, porque no es competencia nuestra, sino del Gobierno nacional. Tenemos las cintas magnetofónicas donde estas personas el lunes incitaban, a través de una emisora, a la gente a protestar”, dijo Ortega.

Dijo que aún siguen evaluando los daños materiales de la Alcaldía y los de la casa donde vive en San Marcos.

Lucy Vergara Tejada, secretaria de Gobierno municipal, manifestó: “Ese día estas personas solicitaban el subsidio económico, otorgado por el Gobierno nacional, a la Alcaldía, cuando esta entidad no tiene nada que ver con esto. Aseguran que el Gobierno ya había girado estos dineros al Municipio, sin ser así. Estos recursos no llegan a la Alcaldía, sino al Banco Agrario a nombre de las personas afectadas por la ola invernal del 2010 y 2011”.

Aclaró que dicho dinero no ha llegado y que estos pagos están suspendidos ya que existe una medida preventiva a través de un fallo de tutela emanado de la Corte Constitucional donde le pide a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgos y Desastres y al Banco Agrario que se abstengan de pagar estas ayudas ordenadas por jueces de tutelas, hasta tanto la Corte emita un pronunciamiento de fondo.

“Lo que sucede es que en el 2011 el Municipio  envió un listado a la Unidad Nacional donde se enviaron (los nombres de) aproximadamente 356 familias. Esos recursos llegaron en enero del 2012 y algunas personas los recibieron, pero otras no porque existen algunas inconsistencias en los nombres y cédulas. Estas en su momento presentaron tutelas donde le solicitaban a la Unidad  la cancelación de este subsidio. Estas acciones judiciales están en revisión ante la Corte, por lo que el 7 de julio de este año  emitió dicha medida”, anotó la funcionaria.

Mientras el consejo de seguridad seguía su curso en Sincelejo, en San Marcos se observaba un desolador panorama. Más de 100 empleados de la Alcaldía al llegar a sus oficinas no pudieron contener el llanto, mientras caminaban en medio de las cenizas que dejaron los disturbios.

Funcionarios se pronunciaron

Álber Ealo, jefe de recursos humanos de la Alcaldía, manifestó que este acto vandálico acabó con un patrimonio histórico de cien años de vida jurídica. “Esto es algo que no tiene precedentes en nuestro municipio. La historia pública de un pueblo quedó convertida en cenizas y humo. Lo material se puede recuperar, pero la información quemada, nunca”, recalcó.

La concejala del Partido Liberal Mary Luz Vergara, en medio de lágrimas, exclamó que los organizadores de esta protesta no le han hecho un perjuicio al alcalde sino que se lo hicieron al pueblo. Dijo que solicitará a la junta directiva del Festival Nacional del Porro Cantao, previsto para celebrarse entre el 30 de este mes y el 1 de septiembre, que suspendan la actividad.

“Nuestro municipio no está para celebraciones, sobre todo después de lo sucedido. Aquí lo que hay en la gente de bien es dolor y tristeza por un hecho sin dimensiones”, puntualizó.

Nayibe Otero, de control interno, señaló que lo primero que se debe hacer es tratar de recuperar las bases de datos de los programas Familias en Acción, Sisbén, Secretaría de Planeación, Presupuesto y Tesorería, entre otros, que fueron destruidos.

Se metieron en la casa del alcalde

Los vándalos también saquearon la casa del alcalde, en la calle 18. Luego de hacerlo quemaron los electrodomésticos, otros enseres y muebles. Por fortuna en la casa no había nadie allí, pues la esposa del mandatario, Katerine Jiménez, estaba fuera de la ciudad.

 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Equipo de Investigacion encargado de encontrar y publicar información relacionada con el municipio de San Marcos Sucre y el acontecer de Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top