‘Se echan en agua caliente y se les quita el pellejo…’

icoteas-san-marcos-sucre.jpg

Un cambio de costumbre o hacer producciones controladas que permitan disfrutar de la hicotea para su consumo, pero sin interferir en las poblaciones naturales, es una de las propuestas que surgen para mitigar el impacto ambiental que genera su captura ilegal.

Al año, la incautación puede sobrepasar el millón de individuos. En Sucre son extraídas del San Jorge y la Mojana y comercializadas principalmente en la Costa Caribe.

Debido a la crueldad con que son sacrificadas, además del impacto comercial y ecológico, su consumo es uno de los aspectos más cuestionados moralmente.

El sabor pesa

Pese a que esto es reconocido por quienes las sacrifican, el sabor que deleita el paladar de quienes la han probado y las ganancias económicas que deja su comercialización pesan más.

Por lo menos así lo considera, Carmen Romero*, una sincelejana que en cada Semana Santa sacrifica entre 3 y 4 hicoteas para compartirlas en familia. A su juicio, Dios las creó para su consumo.

«La agarro por el caparazón, con un cuchillo le rajo la boca hasta la garganta para que pierda la fuerza y no me muerda. Después se le va desprendiendo el caparazón desde los costados tras repetidos golpes dados con el filo del cuchillo. Luego se desprenden una a una las patas y el pescuezo», cuenta Carmen al referirse a su táctica para sacrificarla. 

Además de esta forma, anota, sumergir al animal vivo en agua hirviendo es otro de los métodos empleados para sacrificarla.

Una vez abierta, dice, se le extraen los huevos. A veces se encuentran entre 8 y 12 de cáscara e innumerables de rema.

«De una tortuga es aprovechable un 25 %. El 75 % restante son vísceras, caparazón y huesos. Es mínimo en comparación con otros animales», J. De la Ossa.

«El higadito y la madrecita donde van guardados los huevos también se comen. Después que está despresada se lavan con limón, se echan en agua caliente y se les quita el pellejo. Se vuelve a lavar para que no quede con mal olor», concluye Carmen la forma cómo la prepara.

De una hicotea pueden comer hasta cuatro personas, pero una persona puede consumir una o dos. De ella se aprovechan las cuatro patas, el pescuezo, los huevos y el hígado.

icoteas-san-marcos-sucre

Cría y reproducción 

Conociendo este contexto cultural y económico, hace 10 años la Universidad de Sucre propuso la ejecución de un proyecto encaminado a la cría y producción de hicoteas para su consumo, sin interferir en el ámbito natural.

Jaime de la Ossa Velásquez, licenciado en Biología, especialista en Ecología y Medio Ambiente, magíster en Ciencias Biológicas, PhD. en Biología y decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Sucre, recordó que  con el mencionado proyecto generaron un paquete tecnológico que puede ser utilizado.

Pero debido al esfuerzo que significa y el apoyo que debe tener, anota, sigue siendo más económico mantener un tráfico ilegal que producir a corto y mediano plazo.

Sin embargo, aclaró que  a largo plazo, con el deterioro de las poblaciones naturales, va a ser más rentable la cría en cautiverio.

El proyecto

Explicó que el proyecto consiste en tener los reproductores, hacer que las hembras pongan los huevos,  incubarlos artificialmente y hacer crecer las crías con los cuidados y manejos apropiados. El costo está supeditado al lugar dónde se ejecute y al número de reproductores.

Con sello verde

Según De la Ossa, en el norte de Brasil ya existen criaderos de tortugas que son vendidas con visto bueno oficial con un denominado sello verde.

«El sacrificio se podría hacer por enfriamiento. Este ocasiona en reptiles, cuya temperatura depende de la del medio ambiente, un ‘shock’ que los deja insensibles. Sería un sacrificio éticamente más aceptable», acotó De la Ossa.

El nombre científico de la hicotea es Trachemys scripta ca. ornata.

A su juicio, si bien es cierto que el consumo de hicotea es un fenómeno cultural, para preservarlo se requiere inicialmente de un proceso de concientización de las comunidades para permitir que las que se van a consumir por lo menos tengan una o dos posturas al año.

La hicotea tiene largos periodos de vida, de madurez, y en la medida que la población humana va creciendo, va aumentando la necesidad del recurso y se van deteriorando las poblaciones naturales.

«Invitaría a que se crearan áreas de reserva donde pudieran ser conservadas poblaciones naturales para evitar futuros daños mayores», concluye De la Ossa tras hacer una propuesta.

Entre las amenazadas

El Ministerio de Ambiente, mediante la Resolución 383 del 23 de febrero de 2010, incluyó entre la lista de animales amenazados a la Trachemys scripta ca. ornata, o mejor conocida como hicotea, en la categoría de especie vulnerable.

En la misma resolución precisa que uno de los principios que rigen la política ambiental colombiana, señalado en el artículo 1 de la Ley 99 de 1993, es que la biodiversidad del país, por ser patrimonio nacional y de interés de la humanidad, debe ser protegida prioritariamente y aprovechada en forma sostenible.

Delito

El Título XI del Código Penal, sobre los delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, incluye en su artículo 328 el tipo penal denominado «Ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables», el cual requiere para su tipificación que la especie esté declarada como amenazada o en vía de extinción, como es el caso de la hicotea.

Según la Jefatura de Policía Ambiental en Sucre, quien trafique ilegalmente este recurso natural está supeditado a una pena de entre 4 y 8 años de cárcel.

 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Equipo de Investigacion encargado de encontrar y publicar información relacionada con el municipio de San Marcos Sucre y el acontecer de Colombia.

1 Reply to “‘Se echan en agua caliente y se les quita el pellejo…’”

  1. Maria Dolores Gutierrez dice:

    Me parece que ademas de atentar contra esta especie, es muy cruel la forma en que las , sacrifican y lo mas triste es que las autoridades encargadas de cuidar estas especies, no hagan NADA , por poner un alto a esta situacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top