La Mojana ya no vive a oscuras

nueva-estacion-energia-mojana.jpg

La Mojana. Los últimos 4 meses de los 40 años que Luis Armando Correa lleva viviendo en el corregimiento El Corozal, de Majagual, han sido sin una chumeca que a base de gas daba luz en las noches a su casa de bahareque.

La energía eléctrica llega a la zona rural de la Mojana sucreña gracias a la construcción de una nueva red de distribución y la moderna Subestación Mojana.

“Desde que instalaron la luz nos deshicimos de la chumeca. Antes tocaba salir a las 4:00 p. m. a comprar el gas. Era un gasto más y un peligro salir en la noche si se olvidaba comprarlo. Ya eso se acabó”, aseveró Luis Armando.

Para él, aprender a usar la energía ha sido un proceso, especialmente para enseñarles a sus hijos que quieren pasar viendo televisión. “Estoy pendiente de apagar los bombillos y los abanicos y no malgastar la energía”, dijo.

¿Por qué escogieron a la Mojana?

El deterioro de la red de suministro de energía o Línea 177, de 34,5 kilovoltios y sostenida por postes de asbesto, que llevó por años la energía a las cabeceras de Sucre, Majagual, Guaranda, Caimito, San Benito Abad y  San Marcos, motivó el proyecto “Electrificación rural en la Mojana sucreña” del cual hoy disfrutan miles de familias.

Otro problema era que alrededor del 40 % de la población rural paulatinamente se conectó de forma ilegal a esa red, lo que provocó sobrecargas, accidentes lamentables, daños a electrodomésticos y colapso del servicio.

Evitar esto y brindar mejor calidad de vida a la población rural impulsó en el 2005 a la Gobernación de Sucre a presentar el proyecto de energización rural ante el Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas Rurales Interconectadas (FAER) del Ministerio de Minas y Energía.

El proyecto de electrificación de la Mojana es el más grande aprobado por el FAER en 2008.

Contempló la construcción de redes de distribución eléctrica en media y baja tensión en zona rural de Majagual, San Marcos, Caimito, Sucre y Guaranda.

El 8 de agosto de 2008 el FAER aprobó 33.242 millones de pesos para la ejecución del mismo, y la Gobernación lo cofinanció con 806 millones de pesos. La multinacional ISA Interconexión Eléctrica S.A. ESP se encargó de instalar en las comunidades beneficiadas la red de distribución.

Sin embargo, la red no iba a ser suficiente para abastecer a la zona, por lo que la empresa Electricaribe, prestadora del servicio de energía eléctrica en Sucre, se sumó con un proyecto paralelo para  garantizar la energización del sistema financiado por el FAER y la Gobernación.

Le apostó a construir una línea a 110 kilovoltios entre San Marcos y el corregimiento La Sierpe, en Majagual; el mejoramiento de las subestaciones de San Marcos, Majagual, Sucre y Guaranda y la construcción de la Subestación Mojana, cerca a La Sierpe.

$40 mil millones

La ejecución de este demandó una inversión de 40 mil millones de pesos.

En los últimos 5 años, el Gobierno y Electricaribe incrementaron los esfuerzos, a pesar de las inundaciones de 2010 y 2011 y exigencias económicas de dueños de predios, para llevar a feliz término la obra y con ello erradicar las chumecas y lámparas de zinc de unas 5 mil viviendas rurales que no tenían energía, además de mejorar el servicio para otros 30 mil usuarios.

Cumple los estándares

Mauricio Santos, profesional universitario de la Secretaría de Infraestructura Departamental y supervisor del proyecto que ejecutó ISA, indicó que la nueva red de distribución tiene estándares técnicos actualizados.

Asegura que la Línea 177 no cumplía con todas las condiciones técnicas, además de que propiciaba la piratería y generaba mucho riesgo para las comunidades.

“Cada vez que alguien se conectaba ilegalmente o había un vendaval se quedaban sin energía porque no era una red robusta, ni segura, ni confiable”, explicó Santos.

Fluye el comercio

Los comerciantes a lo largo de la vía San Marcos – Majagual ya experimentan los beneficios de la nueva red. Sol Marina Melendre tiene una tienda en el corregimiento Las Palmitas, Majagual, y su negocio ha mejorado debido a que puede ofrecer productos fríos a los viajeros y moradores cercanos.

La experiencia de los últimos 10 años en que Sol Marina recibió energía de la Línea 177 no fue muy óptima porque “la luz era muy mala”. Perdió 2 enfriadores por la brusca oscilación del voltaje, pero desde que opera la nueva línea, dice, el servicio ha mejorado.

Tal es su satisfacción  que hizo un acuerdo de pago por los meses que adeudaba del servicio. “No daban ganas de pagar por los daños y lo inestable de la luz, pero ahora sí vale la pena”, dijo.

La Subestación Mojana suministra energía a las subestaciones de Sucre, Majagual y Guaranda.

El jefe del Distrito Sucre de Electricaribe, Juvenal Ponce del Portillo,  explica que el trabajo de la empresa llega  más allá de la construcción de las líneas y la subestación, puesto que adecuar las redes internas de las viviendas beneficiadas ha sido otra meta lograda.

Esto garantiza seguridad a las familias, evita accidentes eléctricos e impide que por el mal estado de las conexiones el usuario consuma más energía.

“Si el flujo de energía pasa por redes en mal estado se disipa en el ambiente, pero sí lo marca el medidor. Si hay buenas instalaciones internas se garantiza el ahorro de energía”, aseguró Ponce del Portillo.

Curiosamente, Ponce experimentó cuando tenía 8 años las dificultades de vivir sin energía en la Mojana debido a que pasaba vacaciones en Guaranda.

“Solo había una planta eléctrica en casa de un arrocero y era donde se podía ver televisión en la noche. Los comerciantes sufrían mucho”, relata.

Prevención

Debido a que esta zona es azotada constantemente por vendavales, la empresa y la Corporación para el Desarrollo Sostenible de la Mojana y el San Jorge (Corpomojana) han implementado planes preventivos como la poda de los árboles cercanos a las líneas.

Así mismo, el área de Trabajo Comunitario de la empresa ejecuta en cada comunidad beneficiada un programa para fomentar el uso racional de la energía.

Un servicio de calidad durante 24 horas es el otro objetivo de la empresa en esta zona. En caso de fallas en el servicio o daños en la línea 177 (antigua), que sigue operando al ser repotenciada, o en la nueva red, hay 3 brigadas de atención que se activan al recibir reportes de la línea de atención 115 de Electricaribe.

Con esto se espera que el cambio no solo se vea en las noches, sino que las características productivas de la Mojana se potencializadas en pro de su desarrollo.

5.00 avg. rating (96% score) - 1 vote
Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Equipo de Investigacion encargado de encontrar y publicar información relacionada con el municipio de San Marcos Sucre y el acontecer de Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top