Chorros siguen preocupando en la Mojana

chorro-santa-anita-mojana.jpg

A los arroceros les preocupa que se reanuden las obras para cerrar el chorro de Santa Anita, en Nechí (Antioquia) y no se concluya el cierre de los chorros en Majagual. Ante un eventual desbordamiento del río Cauca, se inundarían los cultivos.

 

Aunque las siembras de arroz en el San Jorge y la Mojana ya concluyeron, con un clima que ha favorecido, las obras inconclusas en el punto G –entre la Boca del Cura (Sucre) y Achí (Bolívar)– y el cierre del chorro de Santa Anita, en Nechí (Antioquia) preocupan a los arroceros.

Gustavo Varón Gutiérrez, presidente de Fedearroz Magangué, indicó que la preocupación radica en que una vez se termine el  taponamiento del chorro de Santa Anita, los cultivos de arroz podrían afectarse si no se cierran al tiempo los chorros en el denominado punto G.

“A excepción del frente correspondiente a Guaranda, donde se adelantaron las obras para el refuerzo del dique de contención, en la parte norte de este municipio las obras están quietas”, explicó Varón.

A nivel de Junta Directiva, dijo, han manifestado la necesidad de que se concluya las obras que en el punto G, que están muy atrasadas. Dejaron de trabajar en septiembre y el avance es solo del 60 %.

Dragados internos

Los arroceros no están de acuerdo con las informaciones que ha suministrado el gerente del proyecto Mojana, Carlos Martínez Simahan, en cuanto a que no se contempla el dragado de los caños internos y recuperación de ciénagas.

Para los arroceros es vital que se hagan los dragados y canalizaciones de los caños internos, según Varón, porque en una eventualidad de un fuerte invierno y inundación, las aguas tienen por dónde fluir.

Además, afirma, porque facilitaría la posibilidad de construir a nivel privado microdistritos de riego y habría garantía de agua permanentemente, mientras que así como están solo en invierno habría sobreabundancia de agua.

Volvió el contrabando

Varón resaltó que están entrando por La Guajira y Barranquilla cantidades “exuberantes” de arroz blanco de contrabando lo que motivó que los molineros dejaran de comprar y por ende el precio ha disminuido considerablemente.

El quintal de arroz que era pagado a $95 mil bajó a entre $80 y $82 mil. Piden acciones urgentes para frenarlo.

 

Fuente: ElMeridianodeSucre

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Equipo de Investigacion encargado de encontrar y publicar información relacionada con el municipio de San Marcos Sucre y el acontecer de Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top