A los Piña les sonó el gramófono

De una manera emotiva, los cuatro hermanos del maestro Juan Piña y demás familiares radicados en esta localidad, recibieron la noticia de su logro obtenido en la noche del jueves en Las Vegas, Nevada, cuando ganó el Grammy Latino en la modalidad Cumbia y Vallenato.

Para los hermanos del maestro Francisca, Onelia, Nidia y Alfonso Piña, que en estos días anda un poco mal de salud, al igual que su sobrina Onelia Cortez Piña, la noticia los embargó de emoción al saber que una persona de familia humilde, pero con grandes dotes para la música colombiana, logró imponer su nombre entre los más consagrados de la música latina.

Para Onelia Piña, una mujer entregada a Dios, al igual que Elvira, “Juancho” se merecía este premio. “Desde que supimos su nominación empezamos a realizar cadenas de oración y papá Dios nos concedió ese milagro”, aseguraron.

Elvira, conocida cantante de música cristiana, insiste en que ese galardón se lo dio Dios. “Cuando Juancho estaba en su apogeo musical participaba y no ganaba. Ahora que participó lo logró. Es decir, ese jueves era el día que el Todopoderoso tenía destinado para premiar a mi hermano”, indicó Elvira.

Elvira Piña dijo que el domingo parte de los hermanos y Juan Piña se reunirán en Medellín para celebrar el magno acontecimiento.

Por su parte, Francisca o “Sica” Piña, como la llaman cariñosamente en el barrio San José, donde “Juancho” nació y vivió parte de su adolescencia, considera que es más que merecido este logro de su hermano, que ha sido un luchador incansable por la música colombiana y, a pesar de su ocaso, siempre está en cosas nuevas, tanto así que acaba de grabar un sencillo con el maestro Jhony Ventura.

Entre tanto, Alfonso Piña, hermano mayor de la dinastía Piña y quien por estos días padece quebrantos de salud, señaló con voz entrecortada, producto de una trombosis que lo aqueja, que el folklor colombiano está bien representado en las manos de “Juancho”, y que este logro es gracias a sus ininterrumpidos 50 años de vida artística.

De igual manera, Onelia Cortez Piña, sobrina del maestro, señaló que para la familia Piña en San Marcos y “todo Piña que se respete”, la emoción que hoy día los embarga es total. “Este es el máximo galardón que un artista latino puede recibir, y esto era lo único que le hacía falta a mi tío, un Gramy, porque él en la música ya lo ha entregado todo”, puntualizó.

Agradecidos

Los hermanos Piña dieron las gracias al maestro Juan de la Cruz Piña, su padre, un consagrado músico de la región. El precisamente fue el motivo de inspiración para que ellos se perfilaran dentro de tan bonita profesión, que los ubicó entre los mejores de la música tropical con su orquesta La Revelación.

 

Fuente: ElMeridianodeSucre

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Equipo de Investigacion encargado de encontrar y publicar información relacionada con el municipio de San Marcos Sucre y el acontecer de Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top